Donación de vinilos para el sector pediátrico del Hospital Municipal de Bahía Blanca Next item Juntos podemos lograrlo...

Donación de vinilos para el sector pediátrico del Hospital Municipal de Bahía Blanca

La Fundación Kelluafen colaboró con el Hospital Municipal de Bahía Blanca para la donación y colocación de vinilos, con el objetivo de rediseñar espacios y colaborar en el tratamiento de los pacientes en el sector pediátrico.

Los vinilos, llenos de color para mejorar la energía del lugar, fueron colocados en los boxes y consultorios de guardia, consultorios externos de oftalmología y salas de extracción de laboratorio.

“Queremos agradecer a la Fundación Kelluafen por su aporte. Nos permitió rescatar el lado del niño ‘sano’ dentro del contexto de salud, y poder brindarles a nuestros pacientes pediátricos una espera distinta llena de colores y expresión”, señaló Vanina, enfermera del servicio de oftalmología del HMALL.

Las calcos donadas corresponden a la temática de animales, con el fin de proporcionar un espacio alegre y distendido para las familias.

“Logramos que baje su ansiedad, su miedo, y que sientan que pueden confiar en este mundo”, agregó. “Al ver las lechuzas los niños comienzan a cantar la canción de la lechuza, quizás parece algo pequeño….pero no lo es. El hospital es para ellos un lugar desconocido, y encontrarse con estas cosas, incluyendo la posibilidad de jugar y pintar es gigante”, completó.

La acción se enmarca dentro del programa social de Fundación Kelluafen denominado “Avanzar”, cuyo objetivo general consiste en “Mejorar el bienestar de los pacientes, especialmente niños, mediante el reacondicionamiento de espacios y la implementación de mejoras en infraestructura y suministros en hospitales y centros de atención médica”.

“¡Pequeños cambios que hacen una gran diferencia! Quiero agradecer a la Fundación que, una vez más, contribuyó para mejorar el ambiente en varios sectores pediátricos. Estas intervenciones tienen un efecto positivo en el humor y bienestar emocional de los niños, sus familiares e, incluso, en el personal. ¡Gracias por estar siempre disponibles y por ayudarnos a mejorar no solo las instalaciones, sino también el ánimo de quienes pasan por ellas!”, compartió, con alegría, la arquitecta Alejandra Blanco.

“Quiero agradecer a la Fundación Kelluafen porque le pusieron color y alegría a tres ámbitos difíciles, donde tratamos a los chicos que llegan a la guardia. Los vinilos son hermosos, súper coloridos, alegres y nos ayuda muchísimo”, agregó Sandra D’Amico, pediatra del SMU.

Desde Fundación Kelluafen agradecemos que nos hayan abierto las puertas del Hospital Municipal para ayudar. Seguiremos acompañando para mejorar la calidad de atención, el tratamiento y también el acompañamiento de quienes más lo necesitan.

Juntos podemos lograrlo.